Impuesto a la soja será analizado en medio de un acuerdo político y la presión de productores

La Cámara de Senadores tiene previsto analizar este jueves el proyecto que pretende aplicar un gravamen del 15% a la exportación de granos en estado natural. Se debatirá en medio de un acuerdo político y la presión de los productores. ¿Qué pasará en la sesión de este jueves en la Cámara Alta? Como segundo punto del orden del día figura el tratamiento del proyecto de ley que establece nuevas disposiciones impositivas para el sector agropecuario.

El documento fue presentado por los legisladores del Frente Guasu y pretende aplicar un impuesto del 15% a la exportación de granos en estado natural. La iniciativa tiene férrea oposición de los productores en todo el país que amenazan con un tractorazo.

La normativa es uno de los principales puntos de la agenda legislativa impulsada por la coalición de izquierda y fue uno de los puntos de negociación con los referentes del oficialismo y los liberales llanistas para la renovación de la mesa directiva.

En la Cámara Alta se eligió la semana pasada a las nuevas autoridades que ocuparán los cargos a partir del 1 de julio. La alianza política designó a Fernando Lugo como presidente y el oficialismo pidió a cambio dar gobernabilidad en el último año de gestión de Horacio Cartes.

Los del Frente Guasu solicitaron a cambio el acompañamiento de sus aliados para aprobar este proyecto de ley. La senadora Esperanza Martínez dijo en la víspera que espera que los cartistas y disidentes liberales cumplan con su palabra.

Sin embargo, el escenario político no se presenta fácil porque los productores están en pie de guerra al considerar que serían muy afectados en caso de aprobarse dicha legislación. Desde el miércoles están movilizados en varios puntos del país y amenazan con un tractorazo.

Señalan que el sector ya está pagando varios impuestos y que uno nuevo estaría “matando” a la producción agrícola. Las medidas de fuerzas se irían recrudeciendo si sus reclamos no son escuchados.

MAS PRESIÓN. A la protesta de los agricultores también se suma las posturas de dos instituciones del Estado como lo son el Banco Central del Paraguay (BCP) y el Ministerio de Hacienda. Ambas se pronunciaron en contra del proyecto de ley.

“La posición del BCP es de preocupación con respecto a un impuesto que fracasó en otros países. Entonces, no nos espera más que el fracaso si pretendemos implementar este tipo de impuestos”, afirmó el titular de la banca matriz, Carlos Fernández Valdovinos.

Mientras que la ministra Lea Giménez fue más tajante al manifestar que un impuesto a la exportación de los granos en estado natural tendría un impacto “nocivo y nefasto” para la economía paraguaya.

El fisco pidió posponer estudio y propuso elevar el IVA al 10% y cambios al régimen tributario sobre la renta, lo que supondría mayor aporte del sector. La palabra final tendrán los parlamentarios.

Related posts

Leave a Comment